Asociación Colombiana de Ingenieros Capitulo Bolivar
Cuerpo Técnico Consultivo del Gobierno Nacional
(Ley 51 de 1896)

Siguenos en:

APUNTES DE INTERÉS PARA INGENIEROS

 

EL FRACKING

Por: Ing. Virginia Gutiérrez

  

La vida moderna nos ha envuelto con tecnología…tanto que ya es casi imposible imaginarnos cocinar sin una estufa a gas, bañarnos sin jabón, no usar guantes como elementos de protección personal, no rociar insecticidas para librarnos de los bichos, no usar botellas plásticas y hasta no conducir un vehículo con gasolina extra para sentirnos conduciendo un batimóvil (…aunque esto ya es vanidad).  

Lo cierto es que estos servicios y artículos están hoy en día a nuestro alcance con tanta facilidad, que nos olvidamos por completo de cómo llegamos a obtenerlos.  Pues, ingenieros y científicos antecesores, encontraron la manera de extraer de las entrañas de la tierra, el preciado recurso que los hizo posible: EL Petróleo.  

El Petróleo es un compuesto orgánico, básicamente formado por Hidrógeno y Carbono, de ahí su nombre “Hidrocarburo”.  Su origen se remonta a la era mesozoica (hace 220 millones de años), cuando la tierra tenía una geografía distinta a la actual.   Los restos de los animales de la época, los dinosaurios, y otros desechos orgánicos y variados sedimentos minerales, terminaban en el fondo de los cuerpos de agua tranquilos.  Con el paso del tiempo fueron sepultados por capas y capas de sólidos como arena, arcilla y barro; quedando atrapados dentro de formaciones rocosas, sin oxígeno y sometidos a presión y altas temperaturas, transformando esta materia orgánica en aceite y gas que hoy conocemos como petróleo y gas natural.

Los movimientos sísmicos de la tierra fueron agrietando estas rocas dejando que salieran a la superficie evidencias de la existencia de este recurso.  En la historia se mencionan eventos que nos indican que el petróleo era conocido por los hombres antiguos, pero solo hasta 1859, en Estados Unidos, el coronel Edwin L. Drake[1] perforó el primer pozo para extraer petróleo de manera industrializada.  Este pozo tenía apenas una profundidad de 21 metros.   

Los primeros usos del petróleo se focalizaban en las lámparas de kerosene, pero tras la invención del automóvil impulsado por gasolina, el mercado petrolero comenzó su auge.  Y hoy, a pesar de que el mayor consumidor este energético sigue siendo el automóvil, las aplicaciones del petróleo y sus derivados son bastante diversas, creando esa dependencia que impulsa al hombre a buscar nuevos métodos para obtenerlo del fondo de la tierra.

El petróleo resultante de la descomposición de la materia orgánica de millones de años quedó atrapado en varios tipos de roca.  Las rocas porosas, llamados Yacimientos Convencionales y las rocas compactas, llamadas Yacimientos No Convencionales[2].  Para extraer el petróleo se utilizan varios métodos: Método Convencional, Método No convencional y Off Shore[3]

Curiosamente, otro americano, George P. Mitchel[4] inició con éxito por primera vez, la extracción de petróleo con el método No Convencional del Fracking, en el campo Barnett en Texas.  Hoy en día Estados Unidos es uno de los países que lidera a nivel mundial el uso del fracking para extraer petróleo de la tierra.

Con el método convencional el proceso se realiza mediante la perforación vertical de las diferentes capas terrestres hasta llegar a la roca donde está contenido el recurso.  A través del tubo de perforación, que en realidad son varios tubos concéntricos, los cuales son aislados (con acero y cemento) para evitar contaminaciones en el terreno que va a travesando, se inyecta lodo que además de dar consistencia al pozo, ayuda a refrigerar las tuberías y a arrastrar a la superficie los fragmentos de roca que se van perforando, dejando libre el espacio para que el petróleo fluya hacia arriba impulsado por la presión natural. 

El Fracking o ruptura hidráulica, es un método no convencional que consiste en perforar entre 3 y 5 kilómetros de profundidad, y luego girar en dirección horizontal hasta llegar al yacimiento.  Posteriormente se inyecta a través de este conducto y por una única vez, una solución a base de agua (90%) que baña y microperfora a la roca compacta, desplazando hacia la superficie, el hidrocarburo encerrado en ella. 

Este proceso, además de extraer el hidrocarburo de estas profundidades, también recupera el agua utilizada y otras sustancias químicas que pueden ser contaminantes del medio ambiente que lo rodea.  He aquí una de las principales preocupaciones del método.  Para prevenir estos riesgos, la implementación del sistema exige un cuidadoso mecanismo para recuperar todo lo que se extraiga, de manera que se eviten derrames contaminantes.  También, se precisa realizar estas perforaciones en terrenos alejados de los acuíferos naturales evitando atravesarlos en su recorrido. 

A pesar de que la implementación de este método de extracción de petróleo no requiere grandes áreas de terreno, otra de las preocupaciones que trae la técnica consiste en que el proceso de perforación a tan altas profundidades afecte las placas tectónicas de la tierra provocando microsismos en la superficie. 

Entre los países que apoyan el fracking se encuentran en primer lugar Estados Unidos y Canadá, seguidos de China y Argentina.  Estos han crecido exponencialmente como productores de hidrocarburos mejorando su sistema comercial y estiman que pronto no requerirán importar estos productos.

Los países que no apoyan la técnica y la prohíben son: Francia, Bulgaria, Alemania, Reino Unido, Austria, España, Suiza, Italia, República de Irlanda, Irlanda del Norte, República Checa y República Sudafricana.  Su principal argumento es la contaminación ambiental y el calentamiento global.

Colombia se encuentra entre los países que tienen intención de implementar el proceso de fracking, acompañado por otros como Argelia, Australia, México y Rusia.   La empresa petrolera de Colombia, ECOPETROL anunció que en 2020 iniciará un proyecto piloto de fracking, ubicado en el Magdalena Medio, con una inversión de 500 millones de dólares[5].  Esto como resultado de la decisión adoptada el pasado mes de septiembre por el Consejo de Estado, donde negó la realización de fracking en Colombia, con fines comerciales, pero autorizó “la implementación de uno o varios Proyectos Pilotos de Investigación Integral (PPII) que permitan generar conocimiento y evidencias para tomar decisiones sobre la producción comercial mediante esta técnica[6]

CONCLUSIÓN.

El mayor obstáculo que tiene el Fracking en Colombia es la incertidumbre.  El natural miedo a lo desconocido, a salir de la “zona de confort”.  Se desconoce cuáles pueden ser los efectos de aplicar esta técnica que requiere de una gran inversión económica y de confianza por parte del país.  En el debate surgen preguntas como: ¿el fracking genera sismos? ¿habrá contaminación de acuíferos? ¿las fisuras se pueden extender hacia los acuíferos? ¿se usan químicos y tóxicos secretos? ¿las fugas de gas contaminan el aire?  Y aunque ya se han dado algunas respuestas, lo cierto es que Colombia no cuenta aún con el conocimiento y la tecnología propios para responderlas y para eso debe acudir a otros países más adelantados en el tema.   Una práctica ideal por parte de las empresas inversionistas, sería que durante todo el proceso investigativo que se vaya a realizar, se incluya como beneficio ineludible para Colombia, que sus profesionales y científicos locales obtengan, a costa de la misma inversión, la formación académica y experticia en el tema; elevando así el nivel de conocimiento de la ingeniería local.      

ACIEM BOLÍVAR, consciente de la importancia científica y económica de temas como este, que afectan a la comunidad en general, promueve entre sus asociados actividades como “Las Tardes de ACIEM”, para informar, comprender y debatir con buen criterio en busca de soluciones que, desde las ingenierías especializadas, puedan ser aportadas a los tomadores de decisiones. 

 

Agradecimiento a Ingenieros Antonio Escalante y Jorge Goenaga por sus exposiciones ilustrativas durante la Tarde de ACIEM del 1 de noviembre. 

 

[1] Biblioteca Digital del Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa , 1956 - 2019 Recuperado de:  http://bibliotecadigital.ilce.edu.mx/sites/ciencia/volumen1/ciencia2/39/html/sec_7.html

 [2] Canal del Instituto Argentino del Petróleo y del Gas (IAPG), Capítulo IV: Yacimientos no convencionales ¿Cómo funciona la Industria del Petróleo y el Gas?, Recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=4sZI5gwNUzE

[3] YPF, empresa argentina, Métodos de perforación y extracción de hidrocarburos, Recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=JdVLhFUovOA&t=12s

[4] Forbes, #736 George Mitchell, Recuperado de:  https://www.forbes.com/profile/george-mitchell/#5870299b5080

 [5] Recuperado de:  https://www.rcnradio.com/economia/ecopetrol-realizara-en-2020-prueba-piloto-de-fracking

[6] Sitio web periódico El Espectador, “Pilotos de investigación de fracking sí se pueden hacer: Consejo de Estado”, publicado el 17 de septiembre de 2019.   Recuperado de: https://www.elespectador.com/noticias/judicial/pilotos-de-investigacion-de-fracking-si-se-pueden-hacer-consejo-de-estado-articulo-881619